Luz y Martin Borchardt Comparten su Impacto: Henry, Academia de tecnología



  • ¿Qué es Henry?

HENRY es una academia de tecnología que invierte en la educación de las personas. Estudiar en HENRY tiene cero costo inicial, los estudiantes pagan solo cuando consiguen un empleo bien remunerado. Es la primera academia de Latinoamérica 100% online y en vivo.


HENRY ofrece dos carreras cortas, intensas y de rápida inserción laboral: Desarrollo Full Stack y Data Science. Con una modalidad 100% digital y en vivo, nuevos talentos logran convertirse en programadores y data scientists para darle un giro de 180° a sus vidas. Las currículas incluyen más de 800 horas de código y están diseñadas en conjunto con líderes y expertos del ecosistema tech. Durante la carrera, los estudiantes realizan proyectos y se enfrentan a experiencias del mundo real trabajando en equipo y de manera colaborativa. Además de formarse en el tech stack que demanda la industria, HENRY ofrece un módulo de Job Prep que brinda a los estudiantes capacitación en soft skills, tan necesarias como las habilidades técnicas para conseguir un primer trabajo en tecnología.

  • ¿Cuál es su propósito? ¿El proyecto nació con una intención real sobre el impacto positivo en el ámbito social o medioambiental?


HENRY se fundó en 2020 con el objetivo de desafiar el status quo y revolucionar el sistema educativo de Latinoamérica. Nuestra misión es acelerar la transición de Latinoamérica hacia la igualdad social conectando personas con empleos bien remunerados.


En Latinoamérica, la demanda de trabajo en tecnología es muy alta, sin embargo, el talento disponible para cubrir esos puestos es escaso. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en 2020 hubo más de 1 millón de puestos vacantes en tecnología, mientras que menos de 100,000 profesionales se graduaron en toda la región. Este dato resalta la falta de talento calificado existente en tecnología. Sumado al hecho de que muchas profesiones tradicionales cada vez tienen menos oportunidades de empleabilidad, es evidente la necesidad de que las personas adquieran nuevas habilidades y hagan una transición a nuevas carreras, ya que industrias enteras se transformarán o desaparecerán a luz de la pandemia.


El sector tecnológico presenta una oportunidad enorme para quienes quieran tener una carrera en una de las industrias mejor pagas del mercado. La demanda de trabajos en tecnología no para de crecer y, de acuerdo a un estudio de Microsoft y LinkedIn, se espera que para 2025 haya más de 10 millones de vacantes abiertas en la región. Con la pandemia, se consolidó tanto el trabajo remoto, que puso al talento latinoamericano cada vez más cerca de las principales compañías del mapa global, como la educación 100% virtual. Y en materia de contratación, los números acompañan: sin ir más lejos, según este informe de Deel, de julio a diciembre de 2021, la tasa de crecimiento de contratación hacia Latinoamérica creció un 156%, siendo el rol de desarrollador el más buscado por las empresas a nivel global.


Latinoamérica es una de las regiones con mayor desigualdad social y económica del mundo. Las carreras universitarias son largas y costosas, y por lo general, estas instituciones están ubicadas en las grandes urbes, aislando a poblaciones que no tienen la posibilidad de migrar de ciudad. HENRY viene a romper con este modelo con una propuesta 100% digital y al alcance de todos.

  • ¿Cuál es su impacto? ¿Qué han logrado y qué esperan lograr a mediano y largo plazo?

En HENRY tenemos un objetivo muy concreto y es convertirnos en la academia de tecnología con mayor impacto social de la región. Esto significa trabajar para formar 100,000 personas de Latinoamérica en carreras tecnológicas para 2025. Sabemos que hoy el mundo tech ofrece grandes oportunidades, hay mucho espacio por ocupar y las condiciones de trabajo son excelentes para aquellos dispuestos a hacer un esfuerzo y estudiar de manera intensiva.


Son muchas las personas que transformaron su realidad y la de sus familias una vez que decidieron ingresar a HENRY. Más de 5,000 estudiantes se sumaron y experimentaron un crecimiento exponencial tanto en lo profesional como en lo personal. Como Virginia Espeche, una abogada que dejó su trabajo en un buffet para dedicarse al desarrollo web en Lemontech; o Enrique Goyret, que a sus casi 70 años, despegó su carrera tech en una startup de Estados Unidos; o incluso Yuliana Castro, que al año de terminar la preparatoria y luego de cuatro meses de estudio intensivo, se sumó al equipo IT de Mercado Libre.


El 90% de nuestros graduados consigue un empleo en tecnología en menos de 6 meses. El 86% está trabajando remotamente para países de todo el mundo. Más de 1,000 empresas de todo tamaño ya contrataron al menos un graduado de HENRY (desde unicornios latinoamericanos hasta startups de Estados Unidos y Europa como Rappi, Globant, MercadoLibre, Auth0, Accenture, entre otras) y hemos logrado un aumento promedio de los ingresos de nuestros graduados de más del 300%, generando un alto impacto social. A su vez, todos los meses seguimos creciendo y cambiando la vida de cada vez más personas.


Con el cierre de nuestra serie A de US $10 millones de dólares queremos seguir invirtiendo en expandir nuestra plataforma en toda la región, con un gran foco en México y Colombia, y en lanzar nuevas carreras en tecnología con amplia salida laboral.

  • ¿Cómo financiaron el proyecto en sus inicios?

Martín Borchardt, fundador y CEO de HENRY inició la startup con un capital propio de USD 50.000. A fines de 2020, la compañía recaudó US $1.8millones en su ronda seed, liderada por Acción, Y Combinator, Tim Draper, Memes Venture Partners, Mike Santos, Matías Woloski y Pierpaolo Barbieri, entre otros.

  • ¿Consideran que su proyecto ha sido beneficiado o podría serlo gracias a la Inversión de Impacto?

Sí, es muy importante para nosotros esta inversión para seguir creciendo a nivel Latam y posicionarnos en mercados donde la necesidad por educación de calidad y desarrollo de talento en tecnología se necesita. De esta manera, estamos abriendo las puertas a un mundo con muchas oportunidades donde las personas tienen la posibilidad de ganar en dólares y trabajar a remoto para cualquier parte del mundo en compañías que están escribiendo el presente y el futuro del mundo.

  • ¿Qué sistema de medición usan para comprender el nivel de retorno financiero y de impacto de Henry?

Nuestra métrica principal, nuestro norte, es cada vida que cambiamos, cada BOOM que logramos (un BOOM es cuando un estudiante consigue un trabajo). Es muy lindo porque nuestra misión es muy tangible y vemos el impacto que logramos todos los días cuando dentro de la comunidad se anuncia que una persona consiguió trabajo. Para nosotros este BOOM significa que alguien en algún rincón de la región cambió su realidad y tiene en sus manos una nueva oportunidad. Esto es nuestro motor y lo que nos motiva cada día a ir por más. Nuestros estudiantes y sus historias son lo más importante y es lo que nos lleva siempre a pensar cómo podemos llegar a más personas, cómo podemos impactar más vidas.

  • ¿Qué le dirían a otras organizaciones que desarrollan proyectos, productos o iniciativas de impacto positivo en relación a la Inversión de Impacto?

La importancia de emprender con propósito. Al revés de otras academias donde los estudiantes pagan al inicio de sus estudios, en HENRY diseñamos un modelo de financiamiento que tiene otra lógica: los estudiantes pagan solo una vez que consiguen un empleo en tecnología. En este sentido, nuestro éxito radica en la cantidad de graduados que logran conseguir un trabajo. Nuestro modelo nos permite tener nuestros incentivos completamente alineados con los incentivos de los estudiantes. Nosotros ganamos solo si ellos ganan, si consiguen un trabajo. Eso cambia todo lo que hacemos en Henry, desde lo que enseñamos, hasta a quién admitimos, cómo enseñamos, cómo trabajamos con empleadores después de la graduación. Es una estructura de incentivos completamente diferente que te obliga a ser una academia completamente diferente.

Emprender con un propósito tan fuerte nos genera una cultura de ir por más de forma enfocada, eficiente, transparente, comprometida, colaborativa y horizontal.



Conoce más de Henry Aquí