La era de la Inversión de Impacto. Reseña del libro "Impact" por Andrés Pesce




Andrés Pesce, Director de GSG NAB Chile y CEO en Kayyak Ventures, comparte con nosotros una reseña del inspirador libro "Impact. Reshaping capitalism to drive real change"



La era de la inversión de Impacto


En su libro Impact, Sir Ronald Cohen nos llama a la acción para usar la fuerza del ingenio humano y su capacidad emprendedora como un motor de transformación de nuestra sociedad. ¿Cómo liberar esta fuerza? A través de la inversión de impacto, nos dice Cohen en su libro.

Ronald Cohen fue un pionero en el capital de riesgo en el Reino Unido y por ello fue nombrado Sir. Sabe de qué habla cuando menciona la potencia del talento, innovación y financiamiento para cambiar realidades. Esa misma fórmula que impulsó cambios inimaginables en el sector de las tecnologías en los 80, 90 y 2000 puede ser usada hoy para abordar los grandes desafíos sociales y ambientales que enfrentamos.

Los gobiernos están gastando más dinero que nunca en salud y educación, sin embargo, las brechas enormes en esos campos persisten y se agrandan. La filantropía, si bien loable, es una pequeñísima porción de la inversión que se necesita para lograr cambios significativos. Se requiere movilizar capital privado a gran escala para complementar la labor del estado en esta tarea. Esto no solo por una cuestión de recursos o una capacidad de gestión sino también como una forma de generar espacios de innovación a los que el Estado, por sus restricciones inherentes, no es capaz de acceder.

Cohen nos dice que es imperativo incorporar el impacto como un tercer atributo a las decisiones de inversión. Es por eso que, tal como después de la gran depresión de 1929 se incorporó la noción del riesgo a las inversiones (antes solo se consideraba el retorno), hoy es imperativo sumar el impacto como un elemento central en dichas inversiones. No se trata solo de buenas intenciones, el entorno competitivo está cambiando y las inversiones que no consideren esta dimensión serán más riesgosas y menos resilientes a las exigencias de la sociedad y los gobiernos.

¿Y las empresas establecidas? Sir Cohen nos recuerda que el impacto no es una hebra que cuelga en la periferia de los negocios importantes, debe integrarse al tejido central de las estrategias de las grandes empresas también. Las compañías que solo miren la última línea de sus estados de resultados verán como sus clientes, inversionistas y talento se alejan, y como la regulación les pone presión o las comunidades se oponen a sus operaciones.

En tiempos turbulentos, Cohen resalta el valor de la iniciativa privada como complemento a la pública y pone una nota de esperanza al relevar la naturaleza altruista del ser humano y el rol que un capitalismo con sentido puede tener en una próxima etapa de desarrollo, un sentido que transforma la mano invisible del mercado en el corazón invisible de la Inversión de Impacto.